Grecia para todos, de Carlos García Gual

Este magnífico librito (cuasi opúsculo), de apenas 200 páginas, es gozo y disfrute, cual apuntes de quien ha sido maestro y referencia para muchos. El filólogo, escritor, traductor y académico de la RAE, el ínclito y magnánimo doctor español García Gual. Epítetos a su persona propios de los héroes míticos, de los que tanto gusta hablar y comentar, e imaginar a través de los textos homéricos.

Grecia para todos, de la editorial Espasa, es la última obra (2019) de Carlos García Gual, quien me enseñó el griego de Homero allá por 2005-2006 en la Universidad Complutense de Madrid. De sus obras al gran público es, sin duda, la más amena y deliciosa al hacer un recorrido somero, pero no falto de academicismo, por los orígenes de la Grecia antigua, de la civilización europea, señalando y explicando con los textos más pertinentes lo que nos une como sociedad: del vocabulario a los conceptos creados en la Hélade; de la Grecia micénica y del mýthos al esplendor de las ciudades-estados (las póleis); de Atenas y Esparta al ocaso del poder de Alejandro Magno.

Como profesor, este libro sería- y es desde ahora-, mi referencia textual para la clase de Griego y Cultura Clásica o Mitología. Incluso para Latín e Historia. Es una invitación hacia un viaje imaginario a los pilares del mundo occidental, de lo que somos y quienes somos. Pues “Todos somos griegos“, como dijo P. B. Shelley. Páginas deliciosas para navegar por vinoso Ponto griego recorriendo el mundo de héroes, el de las miles de islas y un país cuya geografía determinó su realidad (80 % rocoso), de diversos dialectos usados para según qué género literario, muchos de ellos nacidos y desarrollados entre lo que hoy es Turquía y Grecia. Cuna de la filosofía, del teatro, de la lírica, del relato histórico. Y aunque los helenos (griegos) no siempre fueron los primeros en absolutamente todo, marcaron un antes y un después. La transmisión textual de sus obras, mediante el papiro y los pergaminos, son la mejor y mayor evidencia de su importancia.

Lo más interesante de la obra es el capítulo dedicado a la literatura y a la mitología. Es gracias a todo ello que entendemos y sabemos cómo fue y qué pasó en la Atenas de Pericles, entre espartanos, atenienses, persas. La obra histórica de Heródoto y de Tucídides. Las tragedias de Esquilo, Sófocles y Esquilo, o las comedias de Aristófanes. El pensamiento socrático a través de Platón y Jenofonte. La filosofía presocrática, y la tan relevante e inspiradora obra platónica y aristotélica, modelos para la filosofía cristiana en gran parte. Caben destacar los mapas y las decenas de textos de otras obras que ejemplifican a la perfección lo que el maestro García Gual desea expresar.

Es ideal para familiarizarse o adentrarse en la lengua griega, ya que se recorren los principales vocablos transliterados del pensamiento griego (no se recurre en ningún momento al alfabeto griego) durante los capítulos, con un glosario de 74 términos recogidos en las páginas finales. Además, una breve bibliografía que orienta al lector a lecturas más profundas.

Por último, les dejo aquí el índice de la obra y algunas de sus páginas disponibles en su web. Vale mucho la pena adquirirlo como un valor seguro para estudiantes de Latín y Griego, profesores y maestros, amantes de la lectura y la literatura, viajeros, aventureros.

No me quiero despedir sin antes dejarles el gran poema de Kavafis, titulado Ítaca.

Cuando emprendas tu viaje a Itaca 
pide que el camino sea largo, 
lleno de aventuras, lleno de experiencias. 
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes 
ni al colérico Poseidón, 
seres tales jamás hallarás en tu camino, 
si tu pensar es elevado, si selecta 
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo. 
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes 
ni al salvaje Poseidón encontrarás, 
si no los llevas dentro de tu alma, 
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo. 
Que muchas sean las mañanas de verano 
en que llegues -¡con qué placer y alegría!- 
a puertos nunca vistos antes. 
Detente en los emporios de Fenicia 
y hazte con hermosas mercancías, 
nácar y coral, ámbar y ébano 
y toda suerte de perfumes sensuales, 
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas. 
Ve a muchas ciudades egipcias 
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu mente. 
Llegar allí es tu destino. 
Mas no apresures nunca el viaje. 
Mejor que dure muchos años 
y atracar, viejo ya, en la isla, 
enriquecido de cuanto ganaste en el camino 
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje. 
Sin ella no habrías emprendido el camino. 
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado. 
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia, 
entenderás ya qué significan las Itacas.

C. P. Cavafis. Antología poética. 
Alianza Editorial, Madrid 1999.

Edición y traducción, Pedro Bádenas de la Peña

Carlos García Gual es catedrático emérito de Filología Griega en la UCM, especialista en antigüedad clásica, mitología, filosofía y literatura. Ha publicado más de cuarenta libros y traducido una veintena de obras clásicas. Entre sus obras, destacan libros como La secta del perro, La muerte de los héroes, Epicuro y Diccionario de mitos. Crítico literario, publica reseñas de libros en diversos medios como El País, Revista de Occidente o Claves de razón práctica. Ha sido galardonado en dos ocasiones con el Premio Nacional de Traducción. Es miembro de la RAE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .