¿Ser o no ser profesor de ELE? He ahí la realidad

¿Ser profesor(a) de Español como Lengua Extranjera (ELE) es una profesión que valga la pena? En el día del libro (23 de abril), intentaré esbozar motivos por los que realmente enseñar español a no hispanohablantes es realmente apasionante y otros tantos por los que dan ganas de dedicarse a otro sector o cambiar de trabajo. Como profesor de ELE desde hace casi diez años, tenía ganas de compartir todo eso que se dice en petit comité con los compañeros pero no te atreves a manifestar públicamente. Puede que no estés de acuerdo, querido lector, así que siéntete libre para comentar, matizar, aclarar, criticar. Con esto no pretendo animar o frustar esperanzas a los futuros profesores de español, sino más bien describir y opinar sobre lo que me tocó vivir y lo que me parece que hay en torno a este negocio tan rentable para unos y tan miserable para otros.

Comencemos con las razones por las que ser profesor(a) de español vale la pena, es un placer y reconforta el alma (que no necesariamente el bolsillo).

  1. Enseñar español a extranjeros es aumentar el número de hablantes de tu propia lengua y de la cultura hispánica. Tras el chino, el español es la lengua más hablada del mundo como lengua maternar o primera lengua.
  2. Ser profe de ELE es enseñar tu mundo, tu realidad, a muchos otros que no lo ven como tú. Cada lengua representa una realidad distinta. Y la lengua española no es menos.
  3. Puedes enseñar español en cualquier parte del mundo. Te sientes una especie de Quijote por el mundo. Lo que el Gobierno de España llamaría ´Marca España´. Sí, es posible, con el Quijote por bandera y el español como himno, miles de profesores se embarcan por los cinco continentes a enseñar español y, además, a vivir una aventura personal y experiencias que, sin duda, completan y enriquecen su vida (todavía no he tocado el dinero ni los salarios; sigo en las ventajas de dedicarse a este oficio).
  4. Ejerces tu vocación, tu pasión. Quizás eres de las personas a las que les encanta escribir y hablar bien, y encuentran en la enseñanza del español una salida a sus virtudes u obsesión. O quizás estudiaste Filología Hispánica, cualquier otra Filología o cualquier otra carrera y no sabes a qué dedicarte, y ves en el ELE una salida fácil para trabajar o viajar o ganarte un extra.
  5. Porque el ELE es una moda y ahí hay dinero. Siguiendo el punto anterior, he conocido bastantes profesores que creen que esto es así pensando que hay sitio para todos, que es fácil o que es el único oficio en el que reconvertirse mediante un curso exprés de estos que te ofrecen los mismos departamentos de español en las universidades o empresas privadas dedicadas a las lenguas.
  6. ELE es un mundo feliz, happy flower. Aunque pareca irónico, no lo es. Cuando más he disfrutado enseñando es con estudiantes extranjeros: casi todas las nacionalidades de Europa, estadounidenses, canadienses, magrebíes, chinos, coreanos, japoneses, australianos, neocelandeses… En fin, un gran crisol. Esos primeros años de ELE en academias privadas donde te explotan… Uy, perdón, esto lo mencionaré en los motivos por los que no dedicarse al ELE. Esas horas de gramática, de expresión oral y escrita, de juegos, de explicaciones en español, inglés o como supieras hacerlo. Tantas (son)risas, anécdotas, experiencias, sobremesas, cañas y tapas, paseos culturales, viajes por tu tierra que no conoces tan bien. El ELE solo por todo esto es la profesión perfecta, pero falla lo más importante para llevar una vida digna: el parné, la pasta, un salario decente, óptimo, proporcional a la preparación; y, además, una buena consideración social.
  7. Te sientes la RAE y el Instituto Cervantes a la vez. Enseñando dentro o fuera de España, no importa, uno siente una gran responsabilidad para transmitir la lengua española en nombre de la tradición y sus instituciones. ¡Vaya, todo un cónsul o embajador!
  8. El español es tu lengua materna, por lo tanto será fácil enseñarla. Nada más lejos de la realidad. ¿Sabes cuántos tiempos pasados hay en español? ¿Qué diferencias hay entre Indicativo y Subjuntivo? ¿Y entre el Indefinido y el Pretérito Perfecto? ¿Qué es lo correcto: estoy casado o soy casado? ¿Cuando llevan tildes estas palabras: tu o tú, el o él, de o dé, mi o mí, si o sí, se o sé? ¿Qué diferencia hay entre llevar y traer? ¿Y entre ir y venir?
  9. Quieres completar tu formación. Quizás te dedicas a un trabajo de oficina, en la empresa privada, eres funcionario, estás todavía en la universidad o simplemente tienes amigos o familiares que necesitan aprender español. Si tienes tiempo y algo de dinero, es genial adentrarse en la emocionante historia y realidad de la lengua de Gabriel García Márquez. Yo comencé a tomarme en serio el francés desde que empecé a veranear en Alicante y mis vecinos (éramos adolescentes) querían entenderme. He ahí un comienzo como tantos otros posibles: los erasmus por toda Europa (España es el país que recibe más cada año); tus vecinos no hablan español; quieres ligarte a la sueca o al alemán en Ibiza; en tu empresa necesitan firmar un contrato con una empresa española o de Hispanoamérica o necesitan formar al nuevo empleado extranjero.
  10. Estudiaste Filología y quieres salir al extranjero mediante un programa oficial como Auxiliares de Conversación, Secciones Bilingües o los Lectorados MAEC-AECID. Es realmente la primera gran oportunidad de trabajar en la docencia de la lengua española fuera de España, con un contrato y en una universidad o centro público (las condiciones siempre mejorables, pero ya es algo). En mi experiencia como auxiliar y lector de ELE en Francia aprendí muchísimo y aprendes, recién salido de la universidad, a bregar y a entrentarte no solo a los problemas de lengua y cultura que hay fuera de casa, en otra realidad, sino a vivir afrontando la vida misma.

Dichas las ventajas o algunas posibles motivaciones para dedicarse a la enseñanza de ELE, mencionaré muchas otras desventajas o motivos por los que este mundo no es tan feliz ni tan bonito como lo pinta el Instituto Cervantes, ni las universidades, ni las academias de lenguas modernas, ni las Reales Academias del español, ni la Marca España, ni los reyes de España, ni los medios, ni los profesores del máster de ELE. La polémica y el debate están servidos.

  1. Salarios miserables, pordioseros, indignos, escandalosamente bajos. Este es el punto más fuerte de todas las razones para no dedicarse al ELE. A pesar de que los estudiantes extranjeros son muy agradecidos y el ambiente es idóneo (hablo de enseñanza ELE con adultos, especialmente), el salario que recibes por ese desempeño profesional es muy bajo. Algunos ejemplos personales que viví,  cronológicamente, son estos (puede que pienses que es bastante para el número de horas, el otro gran problema de los contratos de ELE): en Francia como auxiliar de conversación en 2008-2009 (786 euros netos por 12 horas semanales); en academias privadas de ELE en Madrid (entre 2008 y 2011), las cuales todas en España se rigen bajo el mismo convenio basura, ganas apenas 1.000 euros al mes si acaso tienes 30 horas a la semana (probablemente en España haya empeorado esta situación), siendo el número de horas semanales muy variable en función de la temporada alta o baja en turismo y recepción de estudiantes; como Lector de Español en Francia ganaba unos 1.200 euros netos con 12 horas de carga semanal, aunque había clases que nos distribuíamos y, sin ser extras, contribuían al salario anual (estas clases las pagaban en julio), de modo que aceptaba todas las que me llegaban llegando a equilibrar esa miseria en un promedio de unos 1.500 al mes. Haciendo el cálculo de lo que me pagaban técnicamente por hora, uno se pregunta si no es más rentable dar clases privadas a particulares y empresas. Lo recomiendo. Hay muchos profesores que han montado su negocio particular y viven mucho mejor que dependiendo de las posibilidades que ofrecen los demás bajo sus condiciones. Si quieres saber más, en 2013 llevé a cabo con una compañera profesora de lenguas una encuesta sobre la situación en el mundo del ELE. Consulta los resultados y no dejes de leer el gran documento con centenares de respuestas anónimas de profesores de todo el mundo, estatus, edad, puesto, etc. La presentación completa está disponible en Prezi: Panorama actual del Español como Lengua Extranjera (EL/E) en España y en el mundo, presentado en Sevilla en junio de 2013.
  2. Lucro para todos excepto para los profesores. Realmente el negocio del español está ahí y desde la institución más importante, el Instituto Cervantes, cuya sede está en Madrid, se pretende convertir al español en el negocio más rentable del país junto a la conocida Marca España. Voy a desarrollar este punto en los siguientes.
  3. Instituto Cervantes: mucha Ñ pero poco ´enseñe´. El Cervantes es esa parte del Estado español presente en muchos países con la misión de enseñar y difundir la lengua y cultura hispánicas (no solo del español). ¿Cómo (sobre)viven? Además del dinero del Estado, su principal fuente de ingresos son los diplomas DELE, ese título vitalicio que pasan miles de estudiantes cada año (tres o más convocatorias al año) a cambio de tener un buen resultado y más de 100 euros de promedio. ¡Una pasta! Ese es el negocio asegurado de los diplomas certificados en lenguas modernas: el DELE, el DELF/DALF, el Cambridge, etc. Además, la cantidad de cursos de formación que el Cervantes ofrece presenciales en España y en línea, y no precisamente a un módico precio. Nunca hice uno con ellos. Son buenos, pero caros, objetivamente. ¿Cuánto invierte el Cervantes realmente en los profesores y en mejorar su situación? Creo que nada a no ser que saques los billetes del bolsillo. Mucho negocio, muchos millones de hablantes de español en el mundo con cifras récord pero no hacen nada para mejorar o prestigiar el puesto de los profesores de ELE.
  4. No hay sindicato de profesores de ELE o algún organismo que realmente luche por ellos. Mi experiencia me dice eso y ni FEDELE ni ASELE ni nadie se junta para luchar a nivel nacional o gubernamental en España. A nadie le interesa hablar de esta cuestión.
  5. Los profesores no se unen ni luchan. Somos egoístas. Los males no vienen solos por que sí. Ni hay unión ni se prevé que la haya. Sin embargo, en diferentes Institutos Cervantes se han denunciado desde hace ya muchos años los abusos, irregularidades, corruptelas y corrupciones de sus directores y de la institución hacia sus empleados. Con simples búsquedas en Google vas a entretenerte leyendo denuncias y acusaciones claras, tácitas y veladas.
  6. Tienes muchas probabilidades de trabajar sin contrato, si lo aceptas, claro. Así parece que comienzan bastantes profesores, con y sin título en ELE. No son pocas las academias privadas que hacen esto, especialmente las no acreditadas por el Instituto Cervantes.
  7. El intrusismo laboral. Aunque no estoy del todo de acuerdo con esta expresión, es cierto que el sector de ELE cuenta con un gran número de aprovechados o personas que quieren reconvertirse o ampliar sus estudios y objetivos profesionales y personales, sea cual sea el motivo. Creo que no debe molestar que este sector crezca siempre y cuando mantengamos o consigamos un nivel digno como profesionales, pero parece que más que ayudar empeora. En todo caso, he conocido y tengo compañeros que venían de la Historia, del Derecho o de las Ciencias de la Información o Médicas que hacen una labor estupenda como profesores y maestros, ya que sienten pasión y ejercen docencia que muchas veces un licenciado en Hispánicas no tiene. Hay que señalar que la enseñanza de una lengua puede ser general (español estándar, comunicativo), o bien técnica (médico, jurídico, de los negocios, cualquier sector con un registro específico), o por muy diversos motivos. Recuerda que la docencia y la enseñanza es la madre de todas las demás profesiones. Es por eso que no debe molestar que traductores, historiadores, periodistas, abogados, economistas vengan al ELE y se ganen la vida con ello, siempre y cuando se haga con profesionalidad y ayudando a hacer a este sector más fuerte. No suele ser así, en mi opinión.
  8. Los congresos y las jornadas de formación. Probablemente los profesores son los que a mayor formación deben enfrentarse a lo largo de su vida. Cuenta la cantidad cursos y jornadas que ves a lo largo de un año. Te sorprenderás. Y no son ni mucho menos gratuitas (aunque las hay y muy buenas, también en línea). ¿De qué vale tener tal o cual diploma o certificado a estas jornadas de ELE? Básicamente, uno se queda con la experiencia y lo aprendido esos días. Sirve para hacer contactos, conocer a las referencias y animarse a lanzarse definitivamente en el mundillo o dar difusión de lo que uno hace como profesor. Tendencias de enseñanza, actualización y turismo por la ciudad de destino. Networking puro y duro. En el CV un papelito más que cuenta, por supuesto.
  9. El negocio de las editoriales. Los manuales son referencias y referentes para ubicarse, para partir de una base, pero realmente detrás de todos esos catálogos gratuitos y jornadas gratuitas y de pago lo que hay principalmente es un lucro para unas empresas privadas que viven no de los libros que compra el profesor, sino de lo que logran vender a escuelas e instituciones o de regalar algunos libros que suelen ser malillos o anticuados a profesores para que estos se alegren esos días de congreso y decidan pedir a su departamento o a sus estudiantes ese ejemplar. Es muy lícito y loable todo ese trabajo y esfuerzo. Son empresas privadas, no hay que olvidarlo. Pero creo que el mejor manual de ELE o el mejor libro de enseñanza es el que crea el maestro o la profesora a través de las necesidades de sus estudiantes, el contexto de aprendizaje y la actualidad. Sin embargo, hay libros muy buenos que inspiran grandes actividades. Hoy día los profesores activos y decididos deciden crear sus propios materiales y compartirlos gratuitamente en su web, como Daniel Hernández y su equipo en ProfeDeELE.es.
  10. La inestabilidad laboral y las mafias del ELE. Si ya es precario realizar este trabajo de profesor(a) de español por la muy baja remuneración, imagínense cuando tu contrato no es de Profesor(a) o Maestro, sino de Instructor, como ocurre en estas academias mafiosas de ELE en España. Sí, digo mafiosas porque se corresponde a la acepción 3 del DLE (Diccionario de la Lengua Española), que dice así: 3. Grupo organizado que trata de defender sus intereses sin demasiados escrúpulos. Y sí, lo son también el Instituto Cervantes y todos los secuaces del mismo, ya que faltan muchos escrúpulos para no cuidar y bien a unos empleados demasiado jóvenes, sumisos y con necesidad de ganarse el pan cada día a fuerza de ´dejarse explotar´. Unos por otros, los otros por los unos y la casa sin barrer. Si esto no lo tienen claro los profesores, simplemente se dedicarán a acatar órdenes y a vender su tiempo por menos de 10 euros la hora (¡Ah, sin contar preparación y corrección en casa, claro está!). Si eres un profesor consagrado que lleva en este mundo más de 20 años, o bien te ganaste tu plaza titular en el departamento de Lengua Española en la universidad o en el Cervantes, o eres el CEO o Director General de uno de estos grandes grupos, como Enforex, EF o similar, probablemente tu vida laboral sea inestable si solo te dedicas al ELE.

¿Algunas conclusiones? Creo que en estos años he aprendido, desde que salí de la carrera y dejé el Doctorado, que hay que estar preparado para todo y especialmente para seguir aprendiendo para tener el perfil más amplio posible para tener siempre trabajo y digno, para adquirir los conocimientos para formar tu propia empresa o marca y no depender de los demás, e incluso para estar dispuesto a reciclarte siempre, adaptarte a los peores cambios posibles. Ser profesor hoy no es solo transmitir datos y conocimientos. Va mucho allá. Hay que manejar muchas aplicaciones, saber de edición de video, de audio, de imagen, de competencias, de inteligencias múltiples, de neuroeducación, de todas las secciones del periódico y de la actualidad, de psicología, de neurolingüística, sociolingüística, lexicografía, ciencias médicas, económicas y un largo etcétera. El ELE y la enseñanza de lenguas modernas es especialmente un mundo particular, apasionante pero socialmente desprestigiado. Es trabajo de todos hacer de nuestra vocación un oficio respetable, necesario, atractivo y emocionante.

Dejen sus comentarios, críticas y todo cuanto crea. Iré aumentando y mejorando tanto los puntos a favor del ELE como los que no hablan bien del sector. ¡Feliz Día del Libro! Y si quieres leer sobre mí y mi trabajo, no dudes en mirar los demás post, mi CV en LinkedIn o contactarme.

FERNANDO PLANS

ser o no ser
Ilustración de Miguel Rep. ´Don Quijote luchando contra los molinos´

25 comentarios en “¿Ser o no ser profesor de ELE? He ahí la realidad

  1. Hola, Fernando:
    Leí con atención tu artículo y la verdad es que no podría estar más de acuerdo. Por estas razones (por las 10 malas, claro) y algunas otras, hace tiempo decidí ir por cuenta propia.
    No tengo nada que agregar más que mi sincera admiración por haber dicho las cosas de una manera tan clara. Por supuesto compartiré tu post. Un gran saludo, colega.

    Le gusta a 1 persona

  2. Gracias por plasmar por escrito el dilema que diariamente nos atrapa a las personas que amamos esta profesión, pero que nos precariza la vida y no nos permite nada más que la supervivencia, sin posibilidades de mejora en el futuro, más bien al contrario. Con 10 años de docencia también, tristemente me planteo que me hubiera ido mucho mejor trabajando en un supermercado, hubiera ganado más dinero, hubiera tenido más tiempo libre y no hubiera tenido que gastarme tantísimo dinero en una formación que es papel mojado a la hora de traducirse en mejores condiciones laborales y salariales. Una pena que nuestra vocación sea nuestro verdugo… y no veo salida, más que empezar de cero en otro campo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Saludos. Estamos de acuerdo. No es nada sencillo. Hasta hace poco estaba en el ELE y veía que iba a quedarme en él en esas condiciones. Una buena salida permaneciendo en él es seguir formándose hasta dar con ese lugar estable y definitivo que no sea solo ELE, o bien formar una startup o empresa propia en torno al ELE. Hay que tener conocimientos y echarle tiempo. Creo que el ejemplo a seguir es el ProfeDeELE, sin duda.

      Me gusta

  3. Muy interesante y estoy de acuerdo con lo que planteas. Yo especialmente prefiero trabajar bajo dependencia porque me da aportes para la jubilación cosa que las clases particulares informales no otorga, pero si es verdad la baja remuneración y la incertidumbre constante.

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, claro, aun en la miseria hay cierta estabilidad. La otra opción que llevan a cabo profesores inconformistas y activos es montar su propio negocio. Así nadie les quita nada. Mucho trabajo pero todo es tu trabajo.

      Me gusta

  4. Aunque estoy de acuerdo con las mayoría de tus observaciones, el punto 3 me rechinó bastante, más cuando leí en tu bio que vives y trabajas en Puerto Rico. Con todo respeto, tal como lo planteas da la impresión de que​ el español es patrimonio únicamente de España, cuando la realidad es que apenas un porcentaje de los hablantes nativos nació en territorio español. Lo que sí es cierto es que España es el país que ha convertido la enseñanza ELE en un negocio, pero eso es diferente.

    Le gusta a 1 persona

    1. Saludos, Luis. Cierto, ya no vivo en España pero soy español y he vivido toda mi vida allí y en Francia como profesor de ELE. Solo puedo hablar por mi experiencia. No tengo la experiencia de ELE en Latinoamérica, así que no puedo hablar de ello. Es tu ocasión para poder informar de cómo es al otro lado del charco.

      Me gusta

    2. «O que el Gobierno de España llamaría ´Marca España´».

      No veo nada en el punto 3 que haga rechinar a nadie, la verdad, ¿eso anterior es lo que te molesta? Eso sería una opinión de nuestro gobierno, nada más; al igual que cuando se venden naranjas valencianas y estas las hay en China y EE.UU. cambiaría el lema, no se dice que sea exclusivo.

      Me gusta

  5. Y eso es en Europa, en Latinoamérica estamos mucho peor. Definitivamente vale la pena hacer el esfuerzo y lanzarse a montar un negocio privado, aquí en las academias pagan en promedio a unos 5 euros la hora y ellos cobran unos 20 por estudiante.

    Le gusta a 1 persona

  6. Soy profe de ELE desde el año 2000, casi toda mi carrera la he llevado a caavo en la privada, y no puedo estar más de acuerdo. Al mismo tiempo, te sugiero otro tema: qué pasa con mo generación de peofes de ELE cuqndo pasamos los 40 años (yo tengo 41), y ves cómo, por un lado, tu situación laboral no tiene cisos se mejorar o alcanazar algo más digno, y por otro lado, la enseñanza de ELE en academias privadas requiere de ti un plus de energía que hace al empresario preferir a jóvenes y recién titulados. Por supuesto, los jóvenes tienen que empezar como todos lo hemos hecho, pero cuántos profes de academia de más de 40 años conocéis?
    Gracias y un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por comentar, Blanca. Es difícil encontrar a profes de cierta edad en el sector, a no ser que tenga ya montado su negocio. Esto del ELE es la proliferación total de academias intentando chupar la energía y el salario que antes hicieron otros con uno. Es un negocio lícito el trabajar en un sector pujante pero a costa de todo y todos no.

      Me gusta

  7. Si bien es cierto que recoges en el articulo la realidad del profesor ele, me gustaria destacar el punto en el que te refieres a las editoriales,quienes aseguras detras de todas estas jornadas se lucran con la venta de libros. Las editoriales, por aclararlo,son empresas que necesitas generar beneficios. Esa formación que ofrecen no es más que parte de la oferta al profesor. Como docente eres muy libre de afirmar que se trabaja mejor sin libro de texto. Ahora bien,he conocido demasiados profesores que esperaban que los libros se regalaran.

    Me gusta

    1. Saludos, Susa. Una editorial es un negocio respetable y hay muy buenos profesionales y profesores. Más que una crítica es un análisis. Cuando se comienza en el ELE, uno es jovencito y no tiene mucha idea. De hecho he colaborado con editoriales en organización y difusión de jornadas de formación. Este post es informativo y analítico. Entiendo y agradezco tu comentario.

      Me gusta

  8. Definitivamente, sí a ser profesor de ELE, He pasado por muchos de los sinsabores que comentas, y por eso desde hace 10 años, trabajo fuera de España. Me siento una profesora reconocida y apreciada, y disfruto cada día de mi trabajo, pero he tenido que irme a 10 mil kilómetros para lograrlo. En cuanto a escuelas privadas, editoriales ELE, Cervantes etc…. son parte de ELE y creo que nos ayudan a todos. No creo que tirar piedras en nuestro propio tejado nos ayude….

    Me gusta

    1. María José, quizás a ti te haya valido la pena. No suele ser lo habitual. Bien sabes que es duro. Pero más duro es tirarse piedras contra el propio tejado al dejarlo todo como está. Mi intención es describir mi experiencia, dar opinión y crear debate. El silencio y el miedo seguro que no ayudan a cambiar. Saludos.

      Me gusta

  9. Hola profe!

    Gracias por tu artículo. En mi caso estoy viviendo un cambio de Inglaterra a España y sí… las condiciones son muy diferentes… Afortunadamente adoro dar clases y me siento valorada y reconocida aunque no sea económicamente 😉

    Saludos desde Málaga y feliz semana!

    Le gusta a 1 persona

  10. Hola. Yo empiezo el curso que viene mi primera experiencia como profesora de ELE en Francia.
    Estoy muy ilusionada y con muchas ganas de mostrar lo mejor de mí para que mis alumnos sepan aprovechar lo que yo les transmita.
    Me gusta leer publicaciones como las tuyas porque muestras una perspectiva del sector que hasta ahora nadie me había contado.
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s